fbpx

Vías de diagnóstico para el síndrome de hiperestesia felina

20 April 2020 – News

Aún queda mucho por descubrir sobre el síndrome de hiperestesia felina, un trastorno complejo caracterizado por signos clínicos como ondulación de la piel, episodios de carrera y salto, vocalización excesiva y persecución de la cola. Su definición sigue siendo contradictoria entre los veterinarios: algunos consideran la mutilación de la cola como un signo clínico y otros lo ven como una entidad diferente, asociada con el dolor neuropático.

Este estudio retrospectivo tuvo como objetivo proponer un enfoque multidisciplinar para establecer mejores protocolos y terapias para cada caso. Los autores buscaron información sobre anamnesis, historia, presentación clínica, evaluación diagnóstica y tratamiento compatible con SHF. El autotraumatismo en la cola fue un criterio de inclusión. La Gabapentina se usó en la mayoría de los casos, solo o en combinación con otras drogas.

La falta de claridad de la etiopatogenia y los sistemas involucrados en la manifestación de los signos clínicos pueden explicar la tendencia actual a comenzar con ensayos terapéuticos antes de derivar al paciente. Esta reticencia puede conducir a la extracción quirúrgica de las partes lesionadas y/o la prescripción de varios medicamentos que podrían evitarse. Idealmente, los casos de síndrome de hiperestesia felina deben remitirse a un especialista en comportamiento.

Algunos expertos sugieren que el SHF es un trastorno que puede conducir a un comportamiento compulsivo. Considerando esto, los protocolos de análisis del comportamiento y la psicoterapia ayudarían y se han descrito mejoras en varios casos. Además, a veces la adición de fármacos antiinflamatorios e inmunosupresores es la única forma de lograr la remisión de las manifestaciones clínicas.

También existe la teoría de que el SHF es una forma idiopática de epilepsia, caracterizada por ataques focales y respaldada por la respuesta satisfactoria a la terapia con gabapentina y topiramato. Otra hipótesis es que las enfermedades dermatológicas pueden estar involucradas en la patogénesis de este síndrome.

A pesar de las limitaciones de esta investigación (naturaleza retrospectiva y número limitado de casos), en ella se incluyen no solo el análisis de casos, sino también un diagrama de flujo práctico de vías de diagnóstico propuestas que podrían ser útiles para todos los veterinarios cuyos pacientes muestran signos compatibles con el síndrome de hiperestesia felina.

Amengual Batle P. et al. Feline hyperaesthesia syndrome with self-trauma to the tail: retrospective study of seven cases and proposal for integrated multidisciplinary diagnostic approach. Journal of Feline Medicine and Surgery 1-8. DOI: 10.1177/1098612X18764246