Una figura clave en el futuro de la profesión: La mujer veterinaria

3 April 2024 -

El sector veterinario ha experimentado una profunda transformación en los últimos años y las mujeres han protagonizado buena parte de esa evolución en una profesión que aborda la salud animal, humana y ambiental. 

Hace 40 años el sector era mayoritariamente masculino pero la situación ha dado la vuelta ya que, en España, el porcentaje de mujeres veterinarias es del 52,9% y el número de alumnas universitarias matriculadas no para de crecer.  

Según el último informe de la Asociación Madrileña de Veterinario de Animales de Compañia (AMVAC) y la Asociación Española de la Industria y el Comercio del sector del Animal de Compañía (AEDPAC), el 60,2% de los veterinarios en activo trabajan en clínicas de pequeños animales de los cuales el 64% son mujeres frente al 32% de hombres. 

La realidad de superar los obstáculos profesionales  

A pesar de estas cifras, son muchos retos a los que se tienen que enfrentar las mujeres veterinarias en su día a día, pero… ¿Cuáles son esos desafíos? 

  • Discriminaciones basadas en el género 
  • Diferencias respecto a la remuneración  
  • Obstáculos en el acceso a roles de liderazgo y toma de decisiones 
  • Dificultad a la hora de equilibrar responsabilidades domésticas y laborales 

En el caso del medio rural, aún cuesta encontrar mujeres veterinarias para trabajar y muchas de ellas aseguran que “tienes que hacer el doble que un hombre” para ser reconocidas y escuchadas debido a los prejuicios. Sin embargo y, según varios testimonios, esto está cambiando ya que cada vez hay más respeto por parte de los ganaderos. 

Cabe destacar que, aunque las mujeres veterinarias se encuentran en todas las salidas de esta profesión, existe una falta de las mismas en los puestos de responsabilidad o alta dirección.   

Mayor presencia de la mujer veterinaria, pero escasa conciliación familiar y personal 

Una de las desigualdades de la profesión es la dificultad de conciliar la vida familiar y laboral. Las opiniones resaltan que la clínica, a pesar de ser muy vocacional, es un trabajo duro y sacrificado y puede influir en la decisión de tener o no hijos. Aunque se están haciendo grandes avances teniendo en cuenta los periodos de baja maternal o excedencia, todos sabemos que la maternidad significa mucho más que eso.  

Se espera que la mujer veterinaria continúe su carrera profesional mientras cumple con las expectativas de ser madre, pero a menudo esto no es posible sin una empresa que apoye y priorice el bienestar de sus empleados. 

En definitiva, se ha producido un cambio positivo en la presencia de mujeres en la veterinaria, pero aún no se alcanza una situación de igualdad en los puestos de poder de la profesión ni respecto a la situación de algunos países europeos. 

Desde Improve Veterinary Education afirmamos que las mujeres veterinarias son igual de válidas que sus compañeros hombres por lo que os animamos a esforzaros, creer en vosotras mismas, salir de vuestra zona de confort, buscar objetivos claros y seguir formándoos a través de cursos y posgrados siempre que podáis. 

Consulta todos nuestros artículos en la web