Revisión de la fisiopatología del golpe de calor

4 julio 2022 -
Revisión de la fisiopatología del golpe de calor

El golpe de calor es un síndrome altamente letal causado por temperaturas elevadas en la parte central del cuerpo. Se caracteriza por la incapacidad de evacuar el calor durante la exposición a altas temperaturas o durante el ejercicio físico intenso en condiciones de estrés térmico.

Ha sido descrito en numerosas ocasiones y, en 2017, Bruchim, Horowitz y Aroch escribieron un artículo que revisa la fisiopatología de este síndrome.

A continuación, se reúnen algunas de las consideraciones esenciales mencionadas en el artículo.

Factores predisponentes:
• Clima global y patrones meteorológicos (por ejemplo, olas de calor)
• Índice de masa corporal elevada u obesidad
• Predisposición racial (por ejemplo, razas braquicéfalas)
• Falta de aptitud física
• Falta de aclimatación al estrés térmico
• Entornos calurosos o húmedos

Evaluación sistémica:
• El golpe de calor en perros se describe cuando la parte central del cuerpo alcanza temperaturas superiores a 41ºC, lo cual produce un trastorno en el sistema nervioso central.
• El estrés térmico tiene como resultado numerosas alteraciones en la fisiología del perro, con graves consecuencias en su gasto cardíaco, circulación sanguínea y proceso metabólico.
• La hipertermia y la deshidratación tienen como resultado hipotensión y, consecuentemente, golpe de calor.
• El golpe de calor puede provocar isquemia en los órganos principales e hipoxia en los tejidos. La isquemia intestinal y la hipoxia conducen a un aumento de la permeabilidad.
• La hipertermia conlleva procesos inflamatorios y hemostáticos que resultan en el síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SRIS), que puede conducir al síndrome de disfunción multiorgánica (SDMO).
• La combinación de estrés térmico, hipovolemia grave, shock distributivo, acidosis metabólica, alteraciones neurológicas, endotoxemia y coagulación intravascular diseminada (CID) tiene como resultado graves complicaciones, como rabdomiólisis, daño y trastorno neurológico, insuficiencia renal aguda (IRA), arritmia cardíaca, síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), manifestación hepatobiliar, septicemia, pancreatitis aguda y CID.

Diagnóstico: Debería basarse en una combinación de anamnesis, signos clínicos y resultados de laboratorio, y no únicamente en la presencia de hipertermia o anomalías neurológicas en el momento del ingreso.

Tratamiento: Debería ser intensivo y prolongado, puesto que numerosas complicaciones posponen su puesta en práctica y la mayoría de ellas pueden resultar ser factores significativos que podrían poner la vida en peligro.

En conclusión, el golpe de calor en perros es una condición grave que puede suponer complicaciones secundarias graves, con una tasa alta de mortalidad.

 

Bruchim, Y, Horowitz, M, Aroch, I, Pathophysiology of heatstroke in dogs – revisited, 2017, Temperature, VOL. 4, NO. 4, 356–370. DOI: 10.1080/23328940.2017.1367457