Revisión de Encephalitozoon cuniculi en conejos domésticos

16 December 2023 -

Los conejos domésticos infectados por Encephalitozoon cuniculi pueden ser asintomáticos o bien presentar signos neurológicos o renales de enfermedad. El diagnóstico y la prevención de la transmisión parasitaria son extremadamente importantes debido a un número significativo de portadores asintomáticos.  

De todas las enfermedades parasitarias, la Encephalitozoonosis  es la más prevalente en esta especie. La elevada morbilidad y el riesgo zoonótico pueden tener grandes consecuencias económicas. La alta prevalencia de este parásito en las explotaciones cunícolas es normalmente resultado de unas prácticas zootécnicas deficientes y de unas medidas profilácticas inadecuadas. La presencia de este parásito en conejos jóvenes suele ser resultado de sistemas inmunitarios inmaduros que no pueden luchar contra el mismo.   

La enfermedad puede presentarse de distintas formas según el sistema inmunitario del hospedador siendo, los animales inmunodeprimidos, los que muestran signos más graves y potencialmente mortales. La enfermedad puede ser aguda o crónica, siendo esta última más difícil de observar. Los órganos más afectados son el sistema nervioso central (SNC), los riñones y los ojos. 

La enfermedad vestibular es la manifestación más común de la enfermedad aguda. Los signos clínicos pueden variar desde inclinación de la cabeza, ataxia, nistagmo, paresia, temblores y convulsiones hasta balanceo longitudinal y parálisis de las extremidades posteriores. La insuficiencia renal es consecuencia de la enfermedad crónica, y los animales afectados presentan azotemia, pérdida de peso, cistitis, poliuria y polidipsia, entre otros signos clínicos. Cuando el parásito invade el cristalino, los conejos pueden presentar uveítis facoclástica, generalmente unilateral.   

El diagnóstico de la enfermedad y la elección del mejor método de diagnóstico ha sido un reto en las últimas décadas. Los métodos más utilizados son las técnicas histopatológicas, serológicas y de genética molecular.  

El tratamiento puede ser tan difícil como el diagnóstico, ya que no existe cura y los casos agudos en animales inmunodeprimidos suelen ser mortales. Entre los fármacos utilizados con frecuencia se encuentran los antiparasitarios y los utilizados para tratar los signos clínicos. El tratamiento de las infecciones suele incluir fenbendazol, antibióticos sistémicos y tratamientos de apoyo. La prevención de la transmisión se basa principalmente en la administración profiláctica de fenbendazol, pruebas serológicas periódicas de las poblaciones de conejos y el mantenimiento de un entorno limpio.  

El pronóstico es reservado, especialmente en los casos en que las lesiones cerebrales y renales son irreversibles. 

 

Doboși, A.-A.; Bel, L.-V.; Paștiu, A.I.; Pusta, D.L. A Review of Encephalitozoon cuniculi in Domestic Rabbits (Oryctolagus cuniculus)—Biology, Clinical Signs, Diagnostic Techniques, Treatment, and Prevention. Pathogens 2022, 11, 1486. https://doi.org/10.3390/pathogens11121486