fbpx

¿Podrían las mascotas ayudarnos a reducir la presión arterial relacionada con el estrés?

22 junio 2020 – News

La eficacia de los antihipertensivos en la reducción de la presión arterial en reposo es incuestionable, pero estos medicamentos tienen poco efecto sobre la hipertensión arterial como consecuencia de factores de estrés físicos o mentales.

Estudios anteriores demuestran que el apoyo social proporcionado por las personas es beneficioso para la salud humana y ya existen algunos investigando los efectos positivos de las mascotas en pacientes de edad avanzada y personas con SIDA o patologías cardiovasculares.

Este estudio se llevó a cabo para evaluar si tener un perro o un gato reduciría la frecuencia cardíaca, la presión arterial y las respuestas de la renina al estrés fisiológico en los seres humanos. La muestra consistió en 48 corredores de bolsa (profesión de alto estrés), todos viviendo solos y teniendo terapia con lisinopril. Se establecieron dos grupos diferentes (dueños de mascotas y control) y se llevaron a cabo sesiones de estrés mental en el momento en que comenzaron la terapia con drogas y seis meses más tarde. En estos dos períodos, los datos se recopilaron tanto en la consulta del médico como en los hogares de los participantes. Para los dueños de mascotas, la segunda fase de los experimentos se realizó en presencia de sus mascotas.

Durante las sesiones, se pidió a los participantes que completaran tareas de estrés como hablar y resolver problemas aritméticos. Se describió de una mejora significativa del rendimiento de la tarea en el grupo de propietarios de mascotas, lo que sugiere que el progreso cognitivo sólo mejoró cuando el lisinopril se combinó con la presencia de mascotas. Las respuestas al estrés mental también fueron menores entre los dueños de mascotas.

La importancia de la medicación en pacientes hipertensos en innegable y no puede ser reemplazado por la compañía de mascotas. De todos modos, las conclusiones de esta investigación revelan que las mascotas pueden enriquecer muchas vidas humanas y proporcionar beneficios para la salud de las personas, particularmente en individuos que les gustan los animales y tienen pocos contactos sociales.

Karen Allen, Barbara E. Shykoffy Joseph L. IzzoJr. Propiedad de mascotas, pero no terapia inhibidor de la ECA, Blunts Home Respuestasde presión arterial al estrés mental.  Hipertensión. 2001;38:815–820. https://doi.org/10.1161/hyp.38.4.815