fbpx

Nutrición y estado mental

3 agosto 2020 – News

El envejecimiento da lugar a varios cambios que pueden afectar negativamente al estado mental y cognitivo en las mascotas (y los seres humanos). De hecho, el cerebro tiene una alta tasa metabólica que disminuye sustancialmente a partir de los 6 años de edad en perros. También se sabe que la deficiencia de algunos nutrientes puede conducir a la aceleración del proceso de envejecimiento cerebral y es por eso que el cuidado de la nutrición es tan importante.

El artículo completo se centra en el deterioro cognitivo, su disfunción y su manejo a través de modificaciones dietéticas, incluyendo el uso de antioxidantes, vitaminas, y ácidos grasos omega-3. Los deterioros cognitivos suelen ser progresivos pero, aunque hay varios estudios en pequeños animales, los estudios en gatos son sustancialmente menores que en perros, lo que hace que este síndrome sea más difícil de identificar en los felinos. La mayor parte de hipótesis en veterinaria provienen de extrapolaciones de medicina humana y deben ser exploradas y aplicadas con precaución.

El metabolismo de la glucosa del cerebro disminuye con la edad, pero no sucede lo mismo con las cetonas. En los seres humanos, las dietas cetogénicas tradicionales son útiles en el manejo de la epilepsia refractaria y algunos expertos defienden su uso en diversos trastornos neurológicos (en perros, no son eficaces). Sin embargo, las dietas con triglicéridos de cadena media pueden mejorar la función cognitiva.

A pesar de las escasas investigaciones sobre los beneficios de los ácidos grasos omega-3 en mascotas, un estudio en beagles ancianos a los que se les administró en la dieta suplementtos de ácido docosahexaenoico,  mostró mejoría en las pruebas de aprendizaje de discriminación visual y de contraste variable. Los aminoácidos de cadena ramificada también parecen ser beneficiosos en mascotas de edad avanzada.

La combinación de nutrientes proporciona resultados más prometedores que el uso de nutrientes individuales. Por lo tanto, muchos nutracéuticos, que generalmente incluyen una combinación de varios ingredientes, están actualmente disponibles en medicina veterinaria. Algunos  estudios han revelado su  eficacia en la reducción de los signos asociados al síndrome de disfunción cognitiva, pero la recaída es común cuando se suspende su administración.

Hay mucho que explorar sobre el vínculo entre la nutrición de las mascotas y la cognición. Este artículo se centra en algunos temas y teorías importantes sobre este asunto. La detección temprana y la intervención multidisciplinar (clínica, ambiental y nutricional) pueden disminuir la tasa de deterioro cognitivo, cuidando el vínculo humano-animal y asegurando el bienestar y la calidad de vida.

A. May, Kimberly and P. L. Dorothy. Nutrition and the aging brain of dogs and cats. JAVMA. Dec 1, 2019. Vol 255. No 11.