fbpx

Examinando los ojos de los hurones

19 octubre 2020 – News

Rara vez se notifican enfermedades oculares en hurones domésticos. Este artículo se centró en las enfermedades más frecuentes de su córnea y conjuntiva y en las técnicas prácticas para explorar los ojos de Mustela putorius furo.
En la mayoría de los casos, controlar físicamente al hurón es suficiente para examinar el ojo. Se puede realizar una restricción química, generalmente usando midazolam o butorfanol, cuando se llevan a cabo procedimientos de diagnóstico más invasivos o cuando la mascota muestra comportamientos agresivos. Los efectos de los fármacos anestésicos en los parámetros oculares están mal reportados en la literatura por lo que, por ahora, consideramos los supuestos de otras mascotas.
Con la restricción del hurón, el examen del ojo se puede lograr con un transilluminador Finoff o el uso del oftalmoscopio directo. Esta última es una excelente herramienta para examinar la córnea. Las pruebas de Schirmer y la tinción de fluoresceína también se pueden utilizar, pero pueden no ser tan fáciles de hacer e interpretar como en otras mascotas. Al evaluar la prepresión intraocular es importante tener en cuenta que el sexo hurón y el ritmo circadiano pueden interferir en la interpretación.
En esta especie, la mayoría de las conjuntivitis son secundarias al polvo y los desechos de una cama inadecuada o se asocia con enfermedades infecciosas como el moquillo canino, la salmonelosis o el micobacterium.
A pesar de sus ojos pequeños y bien protegidos, la estructura de la córnea de hurón es como otras mascotas por lo que es susceptible a traumatismo superficial corneal. Los signos tempranos de ulceración corneal incluyen un tercer párpado elevado y edema corneal. Los enfoques terapéuticos para diferentes tipos de úlceras se describen en el artículo completo. Los casos de queratitis linfopástica son raros: hay uno en un hurón de 2 años de edad que luego se asoció con linfoma multicéntrico.
Además de que los hurones son animales de compañía cada vez más populares, hay mucho que aprender sobre sus ojos. Acceder a ellos puede ser un verdadero desafío, por lo que el examen oftálmico debe ser metódico. Los signos oculares pueden darnos pistas importantes de enfermedades sistémicas y de otro tipo, por lo que siempre debemos tomar nota de ellas.

Myrna, K. and Girolamo, N. Ocular Examination and Corneal Surface Disease in the Ferret. Vet Clin Exot Anim 22 (2019) 27–33. https://doi.org/10.1016/j.cvex.2018.08.004