fbpx

Difundir emociones entre loros

26 octubre 2020 – News

De la misma manera que la risa en los primates (incluidos los humanos) y los roedores se propaga de un individuo a otro, las vocalizaciones ociosas también pueden actuar como contagios emocionales positivos.
Los loros kea (Nestor notabilis) son conocidos por tener un comportamiento de juego complejo, emitiendo vocalizaciones peculiares – las llamadas “warbles”.
Para investigar si estos sonidos podrían actuar como un contagio emocional positivo hacia los ros loros, los autores utilizaron la reproducción acústica. El ensayo duró 15 minutos: 5 minutos de experimentos de reproducción y los otros 10 divididos por igual en dos períodos previos y posteriores.
Además de la llamada de juego, también se realizaron otros dos tipos de llamadas que no son de juego: una llamada de otro pájaro y un tono estandarizado. Los comportamientos fueron observados y registrados teniendo en cuenta las interacciones sociales y el juego.
Las llamadas de juego parecen estar relacionadas con una mayor frecuencia y duración de juego en comparación con los estímulos de control (tono estandarizado). Otra conclusión curiosa era que las aves preferirían empezar a jugar con otras aves que no jugaban o con un objeto antes que entrar en juego ya iniciado. Esto sugiere una mayor probabilidad de que estas llamadas de juego no sean una “invitación” para que los pájaros jueguen, sino que actúen como un contagio emocional positivo.
Los autores también roponen que, en contra de lo que sucede en lobos y bonobos, donde el comportamiento de juego social es raro entre animales maduros de sexo opuesto, el juego social entre adultos masculinos y femeninos de Kea Parrots es espontáneo y bajo las mismas circunstancias que el juego entre individuos juveniles.

Schwing R et al. Positive emotional contagion in a New Zealand parrot. Current Biology 27, R199–R217, March 20, 2017. http://dx.doi.org/10.1016/j.cub.2017.02.020